Centro Los Pitufos: una gran familia.

Cada año comienza un nuevo reto para nosotros. El desarrollo de las capacidades físicas, emocionales y cognitivas de nuestros pequeños es nuestra razón de ser, por lo que luchamos día a día. Pero para que ese proceso sea completo y los niños se sientan felices y escuchados, la clave está en la cercanía.

Centro Los Pitufos es una gran familia. Esta respuesta se consigue, basándonos en varios pilares fundamentales como la felicidad. Nuestros niños son muy felices en su día a día. En nuestro centro, aprenden y juegan de una forma divertida a la vez que educativa. Nos adaptamos a las necesidades y al ritmo de cada uno de nuestros alumnos para que se sientan cómodos y su evolución personal sea muy feliz.

Les proporcionamos un trato familiar y cercano, a través del cariño, para que se sientan como en casa. Pensamos que el amor y el respeto son base de una buena educación. Además, no solo lo transmitimos de profesoras a alumnos sino que fomentamos la cercanía, el respeto y el cariño entre los propios compañeros.

La confianza es otro valor del que hacemos gala en nuestro centro. A la hora de dejar a sus hijos, nuestras familias confían en nosotros, porque intentamos ser lo más transparentes posible y nos preocupamos por el estado físico, psicológico y emocional de cada uno de ellos.

Esa preocupación nos lleva a otro de nuestros valores básicos: la individualidad. Propiciamos un aprendizaje individual, para que cada niño vaya a su ritmo y se desarrolle según su propio ritmo de vida. Presionar al niño para que aprenda es un gran error, cada uno necesitamos un periodo de adaptación diferente y una escucha diferente según los momentos que estamos viviendo, los cambios de la edad, de las etapas, marcan cómo estar con ellos en cada momento.

Somos un centro de puertas abiertas. Nos gusta que los padres y familiares de nuestros alumnos se involucren en el aprendizaje y desarrollo de estos. Por eso, nuestras puertas están siempre abiertas para todo aquel que quiera visitar a su pequeño, observarlo y ser partícipe de su evolución. Las familias pueden compartir sus dudas y sugerencias, realizar y aportar ideas para favorecer el crecimiento de sus hijos.

Todos estos valores: cercanía, confianza, respeto, individualidad y sobre todo, mucho amor, hacen de nosotros la gran familia de Centro Los Pitufos. Así lo confirman nuestros ex alumnos, que recuerdan con un gran cariño su paso por la guardería y le siguen teniendo un gran aprecio a sus profesoras después de años.

El Centro Infantil Los Pitufos es una guardería para la vida. Nuestro centro está orientado a la consecución de personas felices, creativas, respetuosas, solidarias y autónomas, que disfruten mientras se desarrollan. ¡Así somos en esta gran familia!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *