¿Cuándo y cómo quitar el pañal a tu hijo?

bebe

A medida que nuestro bebé crece uno de los momentos más esperados es el de quitar los pañales y que aprenda a ir al baño. Pero debemos saber que cada niño tiene sus propios ritmos biológicos. No podemos pretender quitar los pañales a nuestro hijo porque otros niños con esa edad ya no los lleven. Pretender enseñar a controlar su orina antes de tiempo podría ser contraproducente.

El control de los esfínteres no es algo que se aprenda, cada niño estará preparado para dejar los pañales en un momento distinto. Debemos respetar en todo momento al niño en este proceso, sin ejercer ningún tipo de presión y sin prisas. Debemos conocer las peculiaridades de nuestro hijo y respetar sus ritmos, necesidades y potencialidades.

En general, a los 2 años y medio solo el 50% de los niños saben controlar sus esfínteres. A los 3 años ya lo hacen el 75% de los niños y a los 3 años y medio un 95% controlan la caca y el pipí con éxito. Entonces, podemos afirmar que la edad óptima para la retirada del pañal está entre los 2 y los 3 años, aunque no hay que olvidar que cada niño tiene sus características individuales.

Normalmente se aprovecha el verano, época de calor, para retirarle el pañal al niño. Algunas recomendaciones para plantear el reto del control de esfínteres como algo atractivo son:

  • Involucrar al niño en el proceso: hazlo cooperar. La imposición es un mal recurso educativo.
  • Comunique e interprete sus señales. Su lenguaje no está perfeccionado. Emplea con tu hijo el lenguaje del juego. Ayúdale a canalizar inseguridades y temores. Un gran recurso es el cuento.
  • No tengas prisa. Enséñale que lo importante es la voluntad y el esfuerzo, no siempre hay que tener éxito.

A la hora de dejar los pañales aconsejamos, al igual que en muchos otros procesos de desarrollo del niño, no utilizar nunca el castigo, evitar las prisas y la impaciencia y la falta de constancia, pues desorienta a los niños.

Si el niño no logra controlar los esfínteres en la fecha esperada no se debe forzar, el aprendizaje debe ser un proceso de motivación, satisfacción y placer. No pasa nada si el pequeño vuelve a usar pañales, a todos nos llega nuestro momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *