Libros y juegos infantiles para esta primavera

En primavera tenemos más horas de sol y días más cálidos, que invitan a nuestros hijos a salir a la calle, a estar más activos y enérgicos. También es época de fiestas, el calendario escolar se para por la Semana Santa y las ferias. Por eso, desde Centro Los Pitufos te proponemos una serie de libros y juegos infantiles.

Libros infantiles

  • Mi amigo el extraterrestre, de Rocío Bonilla. Trata sobre un niño extraterrestre que llega de intercambio al colegio de Tomás y no comprende muy bien algunos comportamientos humanos.
  • Pequeña en la jungla, de Marta Alés. Es una historia de ilustraciones protagonizadas por un personaje muy pequeño que vive con una manada muy grande. La moraleja de este libro de ilustraciones es que no importa el tamaño, sino lo valiente que uno es. Invita a la curiosidad de los niños.
  • Una historia de dos bestias, de Fiona Roberton. Este cuento explica la aventura de una niña que rescata a una extraña bestia de los bosques y decide adoptarla. La bestia no es feliz con su nueva vida, ante el desconcierto de su amiga. Trata sobre lo importante que es ver el mundo de formas distintas para empatizar con los demás.

Juegos infantiles

En Centro Los Pitufos estamos convencidos de que el juego al aire libre es la mejor forma de diversión. Por eso, os proponemos varios juegos al aire libre y en grupo, que fomentarán las habilidades sociales y creativas de nuestros hijos mientras se lo pasan bien.

  • El primero de la fila: el juego consiste en colocarse en una hilera y el primero de la fila tendrá que hacer todo tipo de gestos: cojear, mover los brazos, saltar a la pata coja, caminar de puntillas…mientras los demás lo imitan. Contando hasta cinco, al terminar de contar se dará la vuelta y si pilla a alguien moviéndose ha perdido. El que pierde se coloca el primero de la fila y sigue el juego.
  • La bolera: colocad botellas llenas con agua y con pelotas intentad derribarlas, como si de una bolera se tratara.
  • Castillos de arena: jugar con arena favorece su creatividad e imaginación, además de su motricidad. Solo hace falta la propia arena y tal vez algún cubo, pala o rastrillo y vasitos de plástico para hacer los castillos. Este juego lo podemos fomentar en los parques que suelen tener zonas habilitadas, o en el jardín o terraza de casa. Podemos comprar un saco de arena en cualquier centro comercial dedicado a cosas de la construcción volcamos el saco en un barreño y ya tenemos nuestro pequeño arenero.
  • Hacer pompas de jabón: a los pequeños les encantan las pompas de jabón y disfrutan tanto de verlas flotar en el aire como de reventarlas entre las manos. Este juego proporcionará risas aseguradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *